Cuándo realizar la peluquería del westie


El West Highland White Terrier destaca por su arreglo específico, realizado con exquisito cuidado y una cabeza en forma de crisantemo blanco con tres botones negros (nariz y ojos).

Como cualquier raza que viva en nuestra casa, necesita cierta atención por nuestra parte.

10 recomendaciones prácticas para el acicalado de tu Westy

  1. Cepillarlo al menos 1 vez a la semana, sobre todo en invierno. Si no lo haces, acabará teniendo nudos, que luego tu peluquero tendrá que quitar con más molestias para el perro. He visto westies a los que ha habido que “rapar” por completo.
  2. No lavarlo más de una vez al mes. Salvo que el westie esté especialmente sucio hay que lavarlo lo menos posible. Ten en cuenta que la grasa natural de la piel de tu westy es más la mejor protección natural. Además, un exceso de lavado, puede provocar más producción de grasa que a su vez, es lo que da olor a tu perro.
  3. Utilizar un champú de buena calidad. El westie “peca” de problemas de piel. Una buena alimentación y un champú adecuado ayudan a frenar estas reacciones cutáneas.
  4. Realizarle peluquería al menos cada dos meses (para perros que vayan a ir a exposición, una vez al mes). Esto es una referencia y dependerá de cada tipo de pelo, pero no es recomendable dejarlo pasar más tiempo. Por supuesto, siempre que no haya contraindicación por su piel u otros motivos, yo recomiendo hacer triming a tu westie.
  5. Hay que mantener despejada de pelos la zona del culete. Un peluquero experto te lo hará en cada sesión.
  6. Observa los ojos frecuentemente. El corte del westie hace que en ocasiones se les meta pelo en los ojos. Como seguramente tu westie no vaya a competir en grandes exposiciones, pídele a tu peluquero que los despeje un poco. Peluqueros con suficiente experiencia, harán que queden bien despejados y no afecte al conjunto visual de su cabeza.
  7. No le tengas el collar todo el día puesto, si te lo puedes permitir. En collar les molesta (aunque se acaban acostumbrando). Además romperá el pelo del cuello. El perros con problemas de piel, además, puede ser una zona de roce y especial sensibilidad. Yo, por ejemplo, tengo unida la correa extensible al arnés o collar.
  8. Observar la piel con regularidad. Ante algún síntoma de piel enrojecida, ecemas, heridas, etc. consulta con un veterinario/criador experto en westies. Los expertos recomiendan nunca pinchar córticos al westie (salvo extrema gravedad del perro); hace efecto en seguida, pero solo es paliativo y debe usarse en ocasiones extremas. Cuanto antes se frene, mejor. Un peluquero/criador experto en westie te puede recomendar champú y lociones que ayuden a recuperar esa piel. Cuando el problema persiste, puede ser alimentario o ambiental. Antes de perderte en hacer costosas pruebas alérgicas, te recomiendo que pruebes a cambiar a un pienso hipoalergénico. La ternera, el buey o el trigo, pueden ser la causa de las mismas. No obstante, leas lo que leas por Internet (me incluyo), consulta primero a un veterinario de confianza.
  9. Observar las orejas con frecuencia. Cualquier enrojecimiento, exceso de cera, suciedad, o por supuesto, líquido viscoso amarillento, deben ser observados y si persisten acudir al veterinario. De la misma manera, si nuestro westie gira la cabeza mucho hacia un lado o se rasca mucho una oreja, pueden ser síntomas de molestias (tener en cuenta, que los perros también tienen manías). También hay que tener en cuenta que no debería haber excesivo pelo dentro de la oreja. Podemos limpiarlas, con una gasa húmeda y limpia, introduciéndola de manera suave, para observar el color y olor.
  10. Observar las almohadillas. No debería haber exceso de pelo entre ellas. Esto forma parte de la peluquería del westie. Así mismo, no debería pisarse el pelo de las patas. Cualquier enrojecimiento o herida en las almohadillas o entre los dedos, debe ser observada y tratada. De la misma manera, si nuestro perro se lame en exceso alguna de sus patas, debe llamarnos la atención. Desgraciadamente, puede ser una manía, que en algunos casos puede causarle heridas a largo plazo.

En resumen, mira a tu westie, al menos, una vez a la semana. Debe tener un aspecto juguetón y saludable.

Importantísimo, llámale guapo. Ellos se enteran y les refuerzas el carácter.

Por último, como opinión personal, “hazle el corte del westie”: Una buena peluquería ensalza la belleza de tu perro y al fin y al cabo es lo que, normalmente, te hizo escoger esta raza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s