Mejores criadores de westies en España

Sois muchos los que lanzáis esta consulta por diferentes medios: Criadores buenos y fiables de westies en España. Muchos los que dudáis si uno u otro. He escrito artículos con recomendaciones a la hora de escoger nuestro West Highland White Terrier; recomendaciones lógicas para comprar un westie de las que hablan muchos foros. En la mayoría de ellas se transmite: “Escoge un criador de confianza, experto en la raza” o “Ten cuidado con el precio”.

No obstante, previo a decantarse por uno u otro, doy por hecho, que en todas nuestras búsquedas hay que tener en cuenta los siguientes factores:

  • Adquirir un cachorro de un especialista en la raza. Debería tener un afijo y preferiblemente dedicarse casi en exclusiva al West Highland White Terrier.
  • Buscar un westie equilibrado: carácter y belleza.
  • Encontrar confianza y garantías antes, durante y después de la compra.
  • Los cachorros deberían ser entregados con garantía de recibir el LOE, con todas las vacunas correspondientes a su edad, nunca antes de los dos meses (preferiblemente 3 meses de edad o más) y microchip a vuestro nombre.

Pero hablar de criadores, es complejo y arriesgado. Complejo, porque en España hay muchos y muy buenos: tanto en forma de cría, como en mejora de la raza. Arriesgado, porque seguro que me dejo algunos muy buenos y de prestigio. Por mi lado, es muy complicado conocerlos a todos. Incluso después de hacer un buen barrido por la Web, es difícil establecer un orden, jerarquía o preferencias.

Por este motivo, me basaré en 3 criterios, aunque se podrían haber escogido otros:

  • Participación y resultados en exposiciones caninas de 2013 y 2014. Existen muy buenos criadores, pero que llevan retirados de las exposiciones caninas varios años. Esto no es necesariamente malo, pero si me vale como un primer indicador para la actividad de un criadero en la mejora continua del westy.
  • En algunos casos conozco personalmente al criador y/o al criadero de westie y puedo recomendar de primera mano. Personas que día a día intentan mejorar la raza, seleccionando cada uno de sus cruces.
  • Filosofía o feeling transmitido en su sitio Web y redes sociales. Es un aspecto muy subjetivo, pero internet es la primera carta de presentación cuando alguien no conoce al criador. Es importante tener en cuenta no quedarnos exclusivamente con esta primera impresión (tanto para bien como para mal).

Así que dejo 15 nombres, con todo mi respeto hacia otros muchos criadores de West Highland White Terrier que no conozco o a los que no haya llegado a través de internet:

  • Alborada (Barcelona): Los mejores resultados en exposiciones de España y probablemente del mundo. El gran volumen de westies, le facilita la selección.
  • New Gryffindor (Madrid): Gran selección, gran trabajo, grandes resultados. Fuente de las mejores líneas de sangre Europeas.
  • Demerino (Madrid): Cariño y confianza, con una delicada selección. Equilibrio entre carácter y belleza.
  • Villacrescan (Ávila): Gran trabajo y esfuerzo. Presente en muchas exposiciones.
  • Summerpath (Madrid): Experiencia, dedicación y cariño.
  • Saragoir (Gran Canaria): Dedicación, esfuerzo y apuesta en las exposiciones.
  • Decarana (Navarra): Cariño y dedicación.
  • De Los Duendes Zahories (Cantabria): Experiencia y dedicación hacia el mundo del westie.
  • Yocalnova (Sevilla): Buena selección de westies.
  • Nibheis (Pontevedra): Dedicación y selección.
  • Figalfresa (Asturias): Apuesta por el carácter y sociabilización de sus westies.
  • Luna de Medianoche (Extremadura): Gran trabajo, cariño y aporte al mundo del westie.
  • Pizpiretas (León): Gran experiencia en el mundo del perro y en particular en el westie. Líneas menos habituales en España.
  • Panyagua (Cádiz): Criadero familiar, con dedicación hacia sus westies.
  • New West Highland (Asturias): Afijo más joven, pero con unos westies de primera línea.

Quiero recalcar que no conozco personalmente a todos los de este listado, aunque de todos al menos tengo alguna referencia positiva. En esta lista faltan un montón de criadores de westie que seguro realizan fantásticamente bien su trabajo, aunque a muchos no les conozco personalmente (por ejemplo: Red Viking, Anthares New Blood, Queraltacan, Cacopoulos, Katatao’s, Don Vito Corleone, De Perla Chica, Bahialuna…).

Lo mejor es visitar algunos sitios Web, sentir que te transmiten y contactar con algunos de ellos. Realmente en España hay muy buenos criadores de westy. Habla con ellos, infórmate de la forma de cría, que te ofrecen, garantías… Observa el movimiento en las redes sociales. Pueden existir pequeñas críticas, pero un buen afijo posiblemente esté bien respaldado por la comunidad. Esto tampoco es determinante, ya que la relación “redes sociales vs mascotas” aún no está muy consolidada.

Hoy en día existen muchos directorios donde se listan algunos criadores de West Highland White Terrier. Estar ahí no significa nada, en muchos basta con apuntarse. Pero son sitios donde podemos conocer aglunos otros criadores. Algunos de ellos son:

No onstante, os animo a dejar algún comentario si consideráis que existe algún criador que no aparezca y que cumpla 3 características básicas:

  • Mejora contínua de la raza (selecciona sus cruces con buenos ejemplares).
  • Dedicación y cariño hacia la raza.
  • Confianza y buen trato antes, durante y después de la entrega del cachorro.

Pero como siempre digo, una vez que tengas el foco en un grupo de criadores: sigue tu instinto 🙂

Anuncios

No existe el westie perfecto. El precio, posible indicador

En primer lugar hay que entender que la raza West Highland White Terrier, al igual que otras razas caninas, tiene un estándar. Este estándar intenta indicar como debe ser cada uno de los ejemplares. Siendo muy estrictos, el estándar debe ir encaminado a la perfección de la propia raza. Aunque, en realidad, este debe considerarse como un conjunto de pautas para que un westie sea un westie.

Es por ello, que todos los westies deben cumplir el estándar para poder ser considerado de tal raza. Eso no significa que, porque cumpla el estándar, sea un ejemplar bello.

Cumplir el estándar al la perfección en todos sus aspectos es algo muy, muy complicado. Además, si a esto le sumamos las “modas” sobre el arreglo (grooming) que se generan en las propias exposiciones caninas, hace más complicada aún la existencia de un westie perfecto. No solo por la dificultad física (proporción de todas y cada una de sus cualidades), sino porque al final, cumpliendo el estándar, es un echo subjetivo al las características que le llama más la atención a cada uno. Es más, a un porcentaje alto de las personas que compran un westie, no les gusta tanto el arreglo específico de exposición (en especial el cardado de la cabeza).

 Un artículo que leí hace algún tiempo, decía que “no existe el westie perfecto, si bien hay que buscar que el ejemplar que esté lo más equilibrado posible”. Entiendo que es responsabilidad de los criadores y de todo aquel que quiera cruzar alguna vez a sus perrillos, que el esfuerzo de los que pretenden mejorar la raza, debe estar presente en cada uno de los cruces que se hagan. Es decir, que sin tener la mejor hembra westy o el mejor macho westy, procuremos realizar cada cruce con un poco de cariño (perros sanos, equilibrados en carácter, que no tengan defectos físicos graves según el estándar…). Esto que comento, lo hago extensible a criadores y a particulares.

La “selección de sangre” (o ser meticuloso a la hora de planificar una camada) no debería ser cosa de criadores de “alto standing” sino de todo aquel que realmente quiera mantener la existencia de esta raza tan simpática y bonita. A la hora de comprar un westie, debemos pensar que detrás del precio puede existir mucho de “hacer las cosas bien”. El que no se preocupa, muchas veces no se preocupa tampoco por sus precios (ni por sus gastos). O expresado de otro modo, mejor vender 10 cachorros a 400 euros, que 3 cachorros a 1.000 euros (claro que para vender a 400 euros debo gastar mucho menos).

Con todo esto quiero decir que cada uno tiene sus gustos, y cada criador reforzará o añadira lo que más le guste de la raza a sus próximas camadas, pero que entre todos hemos de intentar mejorar la raza del West Highland White Terrier: también cuando buscamos nuestro próximo compañero.

Cuidado con el precio de un cachorro de westie

La crisis afecta a todos los sectores. En la cría de perros también repercute. Desde luego existe menos gente con capacidad de gastarse gran cantidad de dinero en un cachorrito y el que la tiene, quizás le da más miedo de lo habitual gastárselo… Es normal, son los latigazos de “la crisis”.

También ocurre que en épocas de crisis, salgan “nuevos” criadores que buscan una oportunidad de sacar “tajada” de la cría de animales. En muchos casos, ayudan a tirar los precios, siempre con la finalidad de ayudar, o quizás con el ánimo de engañar al comprador. Como compradores, intentamos “coger” las oportunidades o pagar “lo que podemos”. Pero hay que pensar que un perro es un animal y debería acompañarnos durante muchos años.

Mi pequeña reflexión: cuidado con lo que deseamos o pedimos, porque es lo que tendremos.

Y es que la pregunta es ¿Cuánto cuesta realmente un cachorro de westy?

Para que nos hagamos una idea del precio de un cachorro, hay que pensar en los gastos directos y los gastos indirectos.

Para calcular un precio justo hay que tener en cuenta:

  • Gastos directos de un cachorro de westie: vacunas, microchip, desparasitaciones, revisiones veterinarias, inscripción de la camada (para el pedigree), pienso que come el cachorro hasta la entrega…
  • Gastos indirectos de la camada de westie: tratamientos o pruebas de la mamá del cachorro de westy, el coste del cruce con el papá, material propio del parto, matas eléctricas, cuna, comedero, juguetes para cada camada…
  • Gastos indirectos de la mamá del westie: coste de compra de la mamá, vacunas anuales, revisiones veterinarias, comida y cudiados desde la última camada…
  • Gastos propios del criadero y del afijo: Independientemente de si es cría familiar o en un criadero, el coste de las instalaciones, bebederos, comederos, desinfectantes, peluquería canina…
  • El tiempo dedicado a la cría: Dedicación 24×7, pues los animales no entienden de horas, ni de festivos, ni de vacaciones…
  • Por último, el punto más subjetivo: Valorar el trabajo y el tiempo dedicado a la mejora de cada raza. Porque el West Highland White Terrier es un conjunto de belleza (con su característica cabeza, su faldón y su cola), fortaleza (es un perro fuerte físicamente y valiente) y carácter (es un perro juguetón, noble y obediente). No nos dejemos engañar por “cualquier perrito” sin pedigree reconocido por la RSCE.

Podemos estar en crisis, pero los gastos siguen siendo los mismos o mayores (hay que recordar la subida del IVA del 8% al 21% en veterinaria en España).

Ahora… ¿De dónde sale la venta a 400€ o menos por un cachorro? ¿Cual es el precio justo? Hay que reducir por algún lado ¿De dónde? Esta es la reflexión: pienso malo, explotación de las hembras, reducción de costes veterinarios (sin revisiones, menos vacunas…), reducción de costes en los papeleos, separación del cachorro de la madre al mes y medio, westies importados en muy malas condiciones…

Quiero dejar bien claro que esto no es aplicable a la persona que cruza a su hembra con el macho de su vecino, pues lo que buscamos en la mayoría de estos casos es la satisfacción de tener cachorritos una vez en casa…

No creas en un precio excesivamente barato. Pregúntate por qué está tan barato, por ejemplo: 

  • ¿Es criador? ¿Es experto en la raza?
  • ¿Es una tienda?
  • ¿Tiene sitio web? ¿El sitio web te transmite seguridad?
  • ¿Tiene bien cuidados sus animales? ¿Puedo ver la mamá?
  • ¿Te ofrecen ver el cachorrito antes de la entrega?
  • ¿Hay algún veterinario cualificado detrás de cada camada?

Sigue tu instinto. Da una oportunidad a todo aquel al que llames o visites. Pero sobre todo, sigue adelante con el que te transmita seguridad, confianza.

No creas en el anunciante, criador o tienda que tira los precios, porque el siguiente paso es dejar de criar una raza en particular; en su conjunto, la destrucción de la raza: belleza, fortaleza y carácter, este es el West Hihgland White Terrier.

El futuro de los criadores de westies de España

 

He visto un artículo interesante en el perfil de facebookde la criadora de Westies deMerino:

http://perrosdehoy.com/noticias/los-retos-del-futuro

Con motivo del fallecimiento del presidente de la RSCE, el sitio web Perros de Hoy  ha escrito este artículo titulado “Los retos del futuro”, que a groso modo habla de ideas que podrían llevarse a cabo en el panorama nacional canino. Con un caracter casi-preelectoralista, es un artículo que puede merecer la pena leer.

Quizás se puede considerar un argumento más para comprar directamente a un criador nacional o quizás un argumento más para justificar la aparente diferencia de precios entre cachorros de westie, que podemos encontrar. Bajo mi experiencia y gusto, creo que en España hay un gran nivel de criadores de West Highland White Terrier.

Os dejo un estracto en el que aparecen ideas que me resultan interesantes. Ya que no es un artículo mio, lo pego tal cual:

 

Criadores

Una parte muy importante de los socios de la RSCE son criadores de perros de pura raza. En la actual situación económica estos criadores pasan por momentos muy difíciles que hacen que su afición se vea seriamente comprometida. Porque algo debe quedar claro: en España, como en todos los países del mundo, la inmensa mayoría de los criadores son particulares a los que, al final del día, su afición les cuesta dinero, esfuerzo y tiempo, pero les compensa con otro tipo de satisfacciones difícilmente mensurables.

Que un criador pierda dinero con los perros es algo lógico, casi consustancial a la cinofilia moderna y con lo que ya se cuenta. Casi todas las aficiones son gravosas, por lo que ésto no es ninguna novedad. El problema viene cuando un criador se enfrenta a la situación de no poder dar salida material a los cachorros que produce, de ninguna manera, de hecho en ocasiones ni regalándolos, por lo que llega a plantearse seriamente dejar de criar. Si esta decisión se extiende, la recesión que se daría en el proceso de selección y mejora que preside la filosofía de la cinofilia sería tan grande que costaría muchos años volver a estar en una situación como la actual.

Porque lo cierto es que, a día de hoy, España tiene un nombre a nivel internacional como país productor de buenos perros, en algunas razas excepcionales, y eso se ha producido gracias al trabajo de esa inmensa mayoría de criadores particulares que compran bien, seleccionan, van a exposiciones, cruzan y crían de la forma que lo vienen haciendo y que deberían poder seguir haciendo.

¿Qué puede hacer la Canina Central para ayudar a los criadores? Muchas cosas. Debería darles armas con las que enfrentarse a una competencia desleal encabezada por el mercado de importación de cachorros desde granjas de producción intensiva, pero también contra los “criadores de fin de semana” que cruzan su perra con el perro del vecino y ofertan sus cachorros en internet a precios de saldo y, por último, contra aquellos que enarbolando la bandera de la protección animal abogan por la loable adopción de perros abandonados pero muestran a los criadores de perros de raza como una especie de snobs engreídos y productores enloquecidos de animales hermosos pero enfermos y estúpidos.

Las armas que la RSCE puede dar a los criadores son, por un lado, información hacia la Sociedad acerca de lo que es y lo que suponen los perros de raza para el Hombre y, por otro, dando herramientas distintivas de calidad y seriedad con las que poder hacer frente a cualquier tipo de insinuación. Generalizar los controles de ADN, imponer la realización de determinadas pruebas de salud, estudiar la posibilidad de pasar un reconocimiento antes de autorizar un ejemplar para la cría, imponer los tests de sociabilidad y comportamiento, exigir la adscripción a la RSCE, a una Sociedad Canina o a un Club de Raza y la tenencia de un afijo para poder inscribir una camada en el LOE, etc…, de forma que todo aquel que decida comprar un perro de pura raza a un criador español sepa que lo está haciendo con una serie de garantías que no podrá encontrar en otro lugar.

Además, la RSCE, al aglutinar a una importante masa de criadores, debería promover entre ellos la contratación de una serie de seguros que cubrieran, desde la salud de sus propios perros y la de los cachorros que venden hasta otros aspectos como responsabilidad civil, posibles pérdidas económicas en caso de accidentes, robo, etc… A buen seguro que muchas compañías estarían dispuestas a diseñar productos interesantes para un grupo social tan amplio y reconocible.

Escoger un buen criador de westies ¿Qué es el afijo canino?

Según la rae “Se dice de los prefijos, infijos y sufijos”. En este caso nos referimos a un “afijo canino”, por lo que a priori será “lo que está antes o después del nombre del perro”.

En el West Higland White Terrier u otras razas, es simple. El afijo es “como el apellido” que le quiere dar cada criador a los perros nacidos bajo su tutela. Todos los cachorros de las hembras de las que es propietario, podrá utilizarlo en la inscripción de sus camadas. Es decir, que si soy un criador con el afijo “Mis Perrillos” y tengo una hembra con una camada, los cachorros los podré llamar “Oliver de Mis Perillos” o “Bertita de Mis Perrillos”. El “de” se suele utilizar, aunque no es necesario. Hay criadores que ponen el afijo delante del nombre. De ahí: “Mis Perrillos Bobby”.

Por otro lado, lo puede poseer cualquier persona que se saque un afijo en la RSCE, pero normalmente es un signo de madurez, al menos en la idea, de querer criar una o más raza de perros (ya que se puede aplicar a todas las razas que posea el criador).

Otro posible, pero no siempre cierto, signo de madurez de un criador de westies es cuando en el pedigree de sus cachorros aparecen varias generaciones de su afijo, mezcladas o no, con otros westies de otros afijos, entre los cuales hay varios campeones de concursos de belleza canina. Los campeones de concursos de belleza son indicios de que se ha tenido en cuenta la selección de la raza. No obstante, este detalle no debe obsesionarnos y, al menos, intentar conocer a los padres de nuestro futuro cachorro. Estos simplemente son algunos signos de delicada y cuidadosa selección en la cría canina.

Escoger un buen criadero de un afijo de prestigio, no es una decisión trivial. No obstante, existen numerosos afijos que comienzan sus andaduras apoyados en anteriores afijos. Para la mejor elección, sigue tu instinto.

En afijo.net puedes ver algunos criaderos de West Highland White Terrier que han creado allí su enlace.

Westie gratis

Son muchos los anuncios que se pueden ver en Internet acerca de la compra/venta de Westy y en muchos casos de forma gratuita o a bajo coste. Los chollos pueden existir, pero hay que tener mucho cuidado con lo que encontramos, porque no todo es cierto.

¿Por qué lo regalan?

Cuando veas un westie gratis, lo primero que debemos preguntarnos es ¿Por qué lo regalan? Existen casos en los que los dueños ya no pueden cuidar más al perrillo, a algún miembro de la familia le entra alguna alergia o se han cambiado de piso y no admiten perros en el nuevo. Sea cual sea el motivo, lo importante es que el perro esté saludable y tenga un aspecto alegre y juguetón.

Hay que ser conscientes de que hay gente que regala un perro que no está sano (desgraciadamente no siempre se hace con la verdad por delante). Hay que pensárselo mucho, pues una adopción con cuidados especiales es muy gratificante, pero a al vez implicará más de nosotros. Consulta a un veterinario de confianza que te asesore.

Existen criadores de prestigio que “jubilan” a sus hembras de West Highland White Terrier entre los 5 y 7 años. Siempre que la perra no haya sido explotada, puede ser una buena oportunidad para adoptar un perro sano y con muchas ganas de un hogar cálido.

Adopción en una perrera

Desde luego puede ser una muy buena opción, además de hacer una labor social. Suelen ser perros muy agradecidos, aunque en ocasiones con miedos y hay que ayudarles con paciencia. Además, en muchos casos los ceden castrados por lo que te despreocupas de algunos asuntos como el celo o la dominancia.

La edad

El westie tiene una esperanza de vida de unos 13 años, aunque no es raro encontrar ejemplares con 16 años. Por eso, hay que tener en cuenta que a partir de los 10 años, aproximadamente, podemos considerar que el westie está entrando en su edad madura. Esto significa que los cuidados serán un poco diferentes y que el perrillo tendrá menos energía.

Cuando más joven sea el perro, más fácil será adaptarlo a nuestra forma de ser y normas de nuestro hogar. No obstante, un westie de 6 años se puede adaptar sin problemas a una casa en la que le quieran mucho.

Westies a bajo coste

Hace algo más de un año un criador conocido sacó a la venta una camada de una de sus mejores hembras y un macho multicampeón seleccionado para ella (campeón de varios países). Vamos, una camada de primer nivel. El precio de los cachorrillos rondaba los 1.000€. Esta camada la anunció en páginas de Internet. Como parece lógico, la camada se vendió muy bien y todos los perrillos disfrutaban de sus nuevas casas a los 3-4 meses de edad. Mi amigo criador siguió vendiendo otras camadas. Al los 6 meses le llama un cliente preguntando por su camada:

  • -cliente-  Buenos días, llamaba preguntando por la camada de H con M.
  • -criador- Perdone, de esa camada ya no me queda nada disponible desde hace 5 meses, pero puedo ofrecerte esta otra por XXXX euros?
  • -cliente- ¿Cuánto dice? En el anunció ponía 120 euros.
  • -criador- ¿Disculpe? Debe tratarse de un error. Nunca he anunciado un cachorro a ese precio.
  • -cliente- Bueno, yo es lo que he visto, pero lo que me ofrece no me lo puedo permitir.

Evidentemente el cliente en este caso, puede pensar que le están timando. El criador (al que conozco personalmente) lógicamente piensa que se trata de un error.

El criador decide buscar en Internet y se encuentra que hay un personaje que está anunciando su camada con el título “exactamente igual” en una famosa tienda de compra/venta en Internet al sospechoso e irrisorio precio de 120 euros. A saber que clase de timo estaría preparando dicha persona, no solo suplantando identidad, sino vendiendo a unos precios imposibles. No se en que quedó todo este asunto, pero desde luego a mi me da mucho que pensar.

Escribiré otro articulo sobre el precio de un westie, pero simplemente pensar que el precio del microchip, inscripción en el LOE, vacunas, comida del cachorro, comida de la madre, el precio de la monta y un largo etcétera de gastos, nunca pueden ser cubiertos a 150€ el cachorro.

Mi primer cachorro en casa: 10 consejos prácticos

Aquí recojo las 10 pautas que considero interesantes una vez que llega tu cachorro a casa:

  1. Presenta la casa al cachorro. Según llegue a la casa, preséntale cada rincón de la casa y explícale en los lugares en los que no puede entrar. Por supuesto, una vez presentado todo, no le dejes entrar ahí en dónde está “prohibido”. Presenta al cachorro su sitio. Lo puedes hacer dejándole su agua, su comida y su cuna, colchoneta o manta.
  2. Enséñale el lenguaje humano. Los westies son capaces de entender parte del lenguaje humano. El cachorro tendrá un nombre. No dejes de repetírselo los primeros días, en especial cuando hace cosas bien y cuando le estás premiando o dando de comer. Además, cuando hace algo mal, es aconsejable utilizar una palabra corta y contundente (“No” o “Muy mal” pueden ser suficientes), sin acompañarlo de su nombre. Recuerda que el perrillo captará más tu intención que tus palabras. Un pequeño toque en los cuartos traseros atraerá mayor su atención.
  3. No dejes que el cachorro haga el primer día lo que no quieras que haga nunca. Por ejemplo, si no quieres que se suba al sofá, no le dejes que lo haga el primer día.
  4. Sé tú el dominante. Al principio, el terrier te estará midiendo constantemente a ver quién es el jefe. No dejes que él lo sea. La decisión tuya es la que tiene que prevalecer. No cedas los primeros días. No dudes: a él no le va a importar.
  5. Ante la duda, realiza una revisión veterinaria. Si no has estado presente en la última revisión veterinaria o no está apuntado en su cartilla, convendría que los primeros días lo llevases a un veterinario de confianza.
  6. No lo saques a la calle si no ha cumplido al menos la vacuna del tercer mes. Al cachorro se le puede poner una vacuna trivalente al mes y medio. Pero las que realmente son necesarias son la de los dos meses y la de los tres meses. Ni se te ocurra sacarle antes de casa. A veces sale rentable comprar cachorritos de 3 meses ya vacunados.
  7. Cumplidas las vacunas mínimas, tendrás que sacarle a la calle un mínimo de 3 veces al día (salvo que viva en el jardín). Al menos una de estas veces, debería ser lo suficientemente larga para que el perro desfogue: esto creará un buen vínculo entre vosotros. Cuando el cachorro haga sus necesidades en la calle, prémiale mucho. Cuando las haga en casa, “enfádate” con él. Al principio, trucos como darle de comer 30 minutos antes del paseo, ayudará a que haga sus necesidades en la calle.
  8. Llama a quién te lo vendió la primera semana ante cualquier síntoma vírico (diarreas, tos, respiración forzada…) para que te aconseje. La ley establece una garantía en España de una semana (hay criadores que incluso dan 15 días). Ante la duda acude a tu veterinario, pero siempre primero intenta contactar con el criador. Una pequeña diarrea los 2 primeros días puede ser normal (por los cambios), siempre que el perro esté contento.
  9. Realiza una alimentación de transición, siempre que puedas. Pregunta al criador que pienso le está dando (incluso a veces te pueden facilitar una muestra) y haz una transición con su nuevo pienso. Por supuesto, cuanto mejor sea la gama del pienso del cachorro, menos problemas tendrá de adulto. No le des comida de la mesa ni comida alguna que no sea su pienso (o golosinas para perros) al menos hasta que esté establecida su dieta definitiva.
  10. Es un cachorro de westie y como tal querrá jugar. Tiene que estar contento y revoltoso. Si no quieres que tus calcetines tengan agujeros de por vida, enséñale cuales son sus juguetes. Puede ser un poco tímido, pero si está apático y sin ganas de jugar durante todo el día, en un síntoma de que algo no anda bien. ¡Ojo!, si juega mucho al final del día estará cansado y con ganas de dormir ¡¡no te asustes!!

Pequeños consejos, que se pueden completar con una buena educación. Pero lo más importante de todo, quiérele mucho: te lo agradecerá toda su vida.

Que es el pedigree de tú cachorro

 El pedigree es el árbol genealógico de tu perro donde aparecen 3 o más generaciones anteriores y los títulos conseguidos por cada uno de ellos (belleza, trabajo, etc.). Esto certifica que tu cachorro desciende de una línea de perros en la que todos han sido westies. Es decir, que tu perro es de pura raza.

En criadores reconocidos a nivel mundial, puedes recorrer los árboles genealógicos hacia atrás viendo generaciones y generaciones con una estricta selección de auténticos West Highland White Terrier. Luego nos preguntamos por qué hay perros de 800€, de 1.500€, 2.500€, 10.000€… Puedes ver información europea en Westieinfo en la que por supuesto no podrás ver todo lo que hay en España (aunque es un punto de referencia).

En España disponemos de la Real Sociedad Canina Española, que recoge todos estos datos y certifica que efectivamente tu cachorro es un West Highland White Terrier con ese árbol genealógico. Esto se recoge en el LOE (Libro de Orígenes Español). El LOE es un número relacionado con su árbol genealógico, y está asociado un su pedigree. Este nos muestra el nombre del perro, fecha de nacimiento, número de microchip, raza y datos del criador.

El LOE (único documento que demuestra en España que tu westy tiene pedigree), se tarda un tiempo en tramitar y tiene un coste. No te extrañe que el criador que te venda tu cachorro te indique que tardará en tramitarse unos meses. Si a los 10 meses de edad del cachorro, el criadror no te ha enviado el LOE firmado, ponte en contacto con él. Que el microchip y la tramitación del LOE esté incluido en el precio es algo a tener en cuenta a la hora de adquirir tu cachorro.

Desgraciadamente, la Real Sociedad Canina no va criadero por criadero certificando que la mamá y el papá de tu cachorro son la que el criador dice que son. Espero y deseo pensar, por el bien de la raza, que los criadores son honrados. La RSCE puede hacer una prueba de ADN a los perros en caso de dudas.

Cuidado con los pedigrees de otras sociedades caninas (de clubes privados o locales) ya que el único reglado en España es el LOE. Si tu cachorro tiene otro, no pasa nada. Simplemente no tendrás un pedigree homologado. Si quieres tener descendencia con él, tendrás que pasar una serie de trámites tediosos en la RSCE. Quizás es mejor, tenerlo tramitado desde el principio.

En ocasiones, en perros que no se conozca su procedencia, se puede hacer un “Reconocimiento de raza” en alguna exposición canina. Expertos en la raza lo revisarán concienzudamente para verificar que tu westy, realmente es un West Highland White Terrier. En ese caso, empezarían un nuevo árbol genealógico, en el que aparecería sólo tu perro.

En la mayoría de los países hay organismos que reconocen el pedigree de cada perro, aunque no todos son compatibles en España y hay que asistir a un “Reconocimiento de raza”.

Si adquieres tu cachorro fuera de España, este deberá tener un “Export Pedigree” de la FCI (Federación Canina Internacional) para poder tramitar tu pedigree en España. Este trámite suele ser más tedioso todavía. Si el perro no tiene “Export Pedigree” tienes que solicitárselo a la sociedad canina de origen.

Personalmente nunca me gastaría dinero en un westie sin pedigree de la RSCE o FCI.