Comprar un westie en Navidad

Comprar un cachorrito de West Highland White Terrier es siempre una decisión difícil y en gran medida, responsable.

  1. Difícil porque nos acompañará toda su vida (esto rondará, normalmente, entre 12 y 16 años), porque hay mucho en el mercado Español e internacional y porque muchas veces no entenderemos por qué un westy cuesta en un sito 350€ y en otros 1.500€ o más.
  2. Responsable, porque una vez que esté en casa, hay que entender que es un perro, que al cachorro habrá que educarle casi como a un hijo, que hay que sacarle 3 veces al día, que hay que jugar con él a diario y que hay que alimentarle con un buen pienso. Incluso aunque viva en exterior en tu jardín, tu westie necesitará mimos todos los días. Todo esto durante 15 años…

Sin embargo, poner un westie en tu vida es una de las decisiones más gratificantes que tomarás. Son cariñosos y juguetones, pero sobre todo, se adaptarán a tu forma de ser: conozco westy que viven con la abuela en un piso y los que se van a correr con los chavales. El westie es un perro “avisador” por lo que tiende a ladrar, aunque con una buena educación conseguirás que no lo haga en casa. Ten en cuenta que es un Terrier y esto implica que son cabezotas, pero también son inteligentes y en cuanto tengas ‘feeling’ con el, será tuyo para siempre.
En la época navideña, se tiende a correr o tomar rápido la decisión de adquirir un cachorro de westy. Esto no es ni malo ni bueno, siempre que la decisión venga de antes y se tome con consciencia. En navidades algunos criaderos buscan hacer su agosto. Con los criadores serios, normalmente no encontrarás diferencias entre el precio de diciembre o de febrero (o muy pocas normalmente justificadas por otros factores). Toma la decisión tranquilamente. Es mejor regalar una foto de tu futuro cachorro dedicada: “Me llamo Pancho y en 20 días estaré en casa” que tomar la decisión con ansia y adquirir “cualquier cachorro” o “este no me vale porque lo entregas después de tal fecha”.
El precio será otra cuestión, que puedas llegar a una cantidad o a otra, pero lo importante es que estés seguro de tu decisión. Cuidado, que como en todo, existen timos. No compres a distancia si no estás seguro de que el criador lleva al menos un par de años criando, en especial si no tienes tiempo para investigar un poco. Pero sobre todo, sigue tu instinto. Si alguna vez no puedes mantenerlo, no comentas locuras: acude a quién te lo vendió. Si quiere a los animales, te ayudará a encontrar una familia para el perrillo.
En Navidad, mantén la ilusión: es el momento…

Anuncios