Cachorro de westie: Gastos indirectos de una camada que influyen en el precio

En el anterior artículo “Cachorro de westie: gastos directos que influyen en el precio” comentaba los gastos más evidentes a la hora de tener una camada de West Highland White Terrier en casa. O dicho de otra manera, los gastos a los que un criador de westies tiene que hacer frente antes de entregar la camada. Factores como la alimentación, las vacunas, el microchip, el papeleo, revisiones veterinarias de los cachorros…

Sobre estos costes, existen otros gastos que he denominado indirectos. Estos los he considerado como todos los costes que rodean al nacimiento de los cachorros de westie y su relación con la madre:

  • Coste de la monta fuera del criadero. Cuando realmente se busca una selección, en muchas ocasiones se buscan perros fuera del criadero. Para machos westie de calidad, he visto montas entre 400 y 1.000euros, así que computar 100€ por cachorro en concepto de monta, no es algo para nada desproporcionado.
  • Coste de la monta en el propio criadero. Si el criadero tiene suficiente background, experiencia o westies que lo valen, se busca compensar las hembras con los propios machos del criadero. En muchos casos, estos machos propios se han movido por exposiciones (con el consecuente gasto), son campeones o bien vienen de unas líneas muy seleccionadas. Las exposiciones caninas tienen muchos gastos: inscripción (una media de 35€), transporte (gasolina que depende de la distancia), preparación (la sesión de peluquería ronda los 50€), material específico de exposiciones, hospedaje (encima, que te dejen alojar los perros)… Así que computar 100€ por un cachorro de westy, tal y como si fuese una monta externa, no es tampoco desproporcionado. Además, el macho requiere sus cuidados anuales (comidas, vacunas, desparasitaciones, juguetes, correas, colchonetas…) que habría que tener en cuenta.
  • Además, hay que considerar si se le ha hecho alguna prueba complementaria a la madre: test de progesterona, ecografías (aproximadamente 40€), radiografías (aproximadamente 50€), analíticas, tratamientos antibióticos o de otro tipo… Dado que esto no siempre es necesario, voy a computarle 5€ de media a cada cachorro.
  • ¿Han existido algún tipo de urgencia veterinaria? ¿Ha sido necesario cesárea? Es importante entender que el westie no es un perro “propenso” a necesitar cesárea, por lo que cuando esto ocurre viene casi siempre de urgencias (con el consecuente coste). Reservar 10€ de media por cada cachorro para estas cuestiones, creo que es algo optimista (Una cesarea de urgencia en Madrid, no creo que baje de 400 euros).
  • Además, existe una serie de material específico del parto: mantas, toallas, empapadores, tijeras, desinfectante, quita mocos…
  • Así como otros materiales recomendables para el desarrollo de los primeros días: cuna para el parto y primeros días, peso para controlar el crecimiento, leche de calostro (si lo necesitan los cachorros los primeros días), manta eléctrica, comederos, bebederos… Por eso creo que reservar otros 10€ por cada cachorro para estas cuestiones, es ser bastante optimista.

Seguro que se me olvidan muchos otros gastos indirectos derivados del nacimiento de un West highland White Terrier, pero si mis cálculos no son incorrectos, al menos existen 125€ de gastos indirectos computables directamente a cada cachorro de una camada. Si los sumamos a los 250€ aproximadamente de gastos directos, estamos en la cifra de 375€ por cachorro de westie de media entre gastos directos e indirectos (parto y primeros días).

En próximos artículos seguiré con la contabilidad que “justifique” el precio de un westie, o mejor dicho, que haga desconfiar de aquel que venda por debajo de un “precio justo”. Esto tampoco significa que para vender a ciertos precios, necesariamente se tengan que “hacer mal las cosas”.

Por supuesto, todo esto es rebatible y tendrá muchas pegas, así que creo que lo mejor será leerlo como una reflexión y no como un cálculo contable :-). Pero por supuesto, espero vuestra opinión.

Anuncios

Macho o hembra ¿Qué westie comprar?

Quizás es una de las primeras decisiones que uno se plantea cuando quiere comprar un westy. Como en todas las razas de perros, el West Highland White Terrier tiene sus particularidades. En cierto modo, también en los sexos.

Muchas veces a los criadores se les pregunta ¿Qué es mejor un macho o una hembra? A esta pregunta yo daría una primera respuesta: en la mayoría de los casos, todo dependerá de la educación que le des a tu westie, empezando desde cachorro.

No obstante, lo primero que debemos preguntarnos es ¿Qué espero de mi westie? El caracter de un perro no depende exclusivamente de la raza. Como en los humanos, desde cachorros se pueden ver tendencias que, con una correcta educación, se pueden moldear, corregir y/o potenciar. Pregunta a un criador de confianza que te aconseje. Muchos criadores han pasado tiempo con los cachorros y pueden tener una idea de posibles rasgos del carácter de cada uno. No obstante, esto será una tendencia que no siempre tendrá por qué mantenerse. En cuanto al sexo, puede influir un poco. Aquí os dejo algunas ideas por si os sirven de ayuda. Los llamo inconvenientes o ventajas, pero realmente son más “características”:

Inconvenientes de las hembras westie

  • Las hembras tienen el celo (2 anuales) y en un piso puede ser un poco sucio, aunque existen pañales para perras que pueden apaliar esta situación.
  • Cuando están en celo, la hembra puede salir en búsqueda de macho. Es cuestión de educarla bien para que no lo haga, entender el celo de la hembra y estar más atentos en los días de ovulación.
  • En época de celo, en caso de vivir en un jardín, se te pueden colar machos de fuera.
  • En ocasiones, los cambios hormonales pueden afectar más que en los machos. A veces están más sensibles, decaidas o más agresivas. En raras ocasiones pueden provocar, incluso, problemas de salud (por ejemplo, alergias).

Ventajas de las hembras westie

  • En general suelen ser menos dominantes y más cariñosas.
  • Tener una camada en casa es muy trabajoso, pero una experiencia para vivirla una vez.
  • Si quieres tener más de un westy y no quieres criar, es más sencillo que dos hembras convivan (en general) a que sean dos machos.

Inconvenientes de los machos westie

  • Por términos generales suelen ser más dominantes. Esto implica que puede llevarse peor con otros machos. Aunque también es importante destacar que depende de la educación que le demos. No permitir lo que no queramos que haga.
  • La dominancia hace también que en ocasiones el macho pueda marcar su territorio dentro de casa, orinándose en cualquier sitio. Esta actitud hay que intentar cortarla desde el primer día si no queremos que todo quede marcado.
  • En el paseo diario, puede ser más pausado, porque irá marcando todo lo que pueda.
  • Cuando hay hembras en celo cerca, suelen pasarlo mal. En caso de chalet, pueden intentar ir en su búsqueda.

Ventajas de los machos westie

  • No presentan el problema del celo.
  • No se quedan embarazados, por lo que evitamos embarazos no deseados.
  • No presentan cambios hormonales tan marcados como las hembras.
  • Si alguna vez quieres un hijo de tu westie, puedes acordarlo con algún conocido que tenga una hembra bonita.
  • Si tu westie macho procede de buenas líneas de sangre (líneas de West Highland White Terrier campeones), puedes incluso ofrecerlo para montas.
  • Mover a un westie macho por exposiciones caninas es más sencillo. Con esto quiero decir que un macho suele mantener su carácter (muy bueno para exposiciones), no está sujeto a cambios hormonales, como no se quedan embarazados tienes mayor continuidad en exposiciones que una hembra, es más fácil de mantener el pelo (ya que no están sujetos al desgaste de un parto de la lactancia), entre otros factores.

Los machos suelen ser un poco más grandes y pesados que las hembras.

En cuanto a la conveniencia con niños, comentar que el westy se comporta muy bien con ellos, independientemente de su sexo. Son pacientes y juguetones. Eso si, enseñales los límites con tus hijos. En la mayoría de los casos, hay que educar más a los hijos que a los westies :-).

Lo mejor es que antes de adquirir tu westie, siempre preguntes a un criador que conozca realmente cada camada. Cuéntale que es lo que necesitas, cual es tu día a día, para que él te pueda aconsejar uno u otro perro. Incnluso en cada camada pueden salir westies con diferentes carácteres, independientemente de su sexo.

En resumen, es una decisión a tener en cuenta (pero no determinante), ya que lo que busques de tu westy si pueden estar influenciado por su sexo. Eso si, un westie es un westie, sea macho o hembra. No dudes en tener uno 🙂