Mejores criadores de westies en España

Sois muchos los que lanzáis esta consulta por diferentes medios: Criadores buenos y fiables de westies en España. Muchos los que dudáis si uno u otro. He escrito artículos con recomendaciones a la hora de escoger nuestro West Highland White Terrier; recomendaciones lógicas para comprar un westie de las que hablan muchos foros. En la mayoría de ellas se transmite: “Escoge un criador de confianza, experto en la raza” o “Ten cuidado con el precio”.

No obstante, previo a decantarse por uno u otro, doy por hecho, que en todas nuestras búsquedas hay que tener en cuenta los siguientes factores:

  • Adquirir un cachorro de un especialista en la raza. Debería tener un afijo y preferiblemente dedicarse casi en exclusiva al West Highland White Terrier.
  • Buscar un westie equilibrado: carácter y belleza.
  • Encontrar confianza y garantías antes, durante y después de la compra.
  • Los cachorros deberían ser entregados con garantía de recibir el LOE, con todas las vacunas correspondientes a su edad, nunca antes de los dos meses (preferiblemente 3 meses de edad o más) y microchip a vuestro nombre.

Pero hablar de criadores, es complejo y arriesgado. Complejo, porque en España hay muchos y muy buenos: tanto en forma de cría, como en mejora de la raza. Arriesgado, porque seguro que me dejo algunos muy buenos y de prestigio. Por mi lado, es muy complicado conocerlos a todos. Incluso después de hacer un buen barrido por la Web, es difícil establecer un orden, jerarquía o preferencias.

Por este motivo, me basaré en 3 criterios, aunque se podrían haber escogido otros:

  • Participación y resultados en exposiciones caninas de 2013 y 2014. Existen muy buenos criadores, pero que llevan retirados de las exposiciones caninas varios años. Esto no es necesariamente malo, pero si me vale como un primer indicador para la actividad de un criadero en la mejora continua del westy.
  • En algunos casos conozco personalmente al criador y/o al criadero de westie y puedo recomendar de primera mano. Personas que día a día intentan mejorar la raza, seleccionando cada uno de sus cruces.
  • Filosofía o feeling transmitido en su sitio Web y redes sociales. Es un aspecto muy subjetivo, pero internet es la primera carta de presentación cuando alguien no conoce al criador. Es importante tener en cuenta no quedarnos exclusivamente con esta primera impresión (tanto para bien como para mal).

Así que dejo 15 nombres, con todo mi respeto hacia otros muchos criadores de West Highland White Terrier que no conozco o a los que no haya llegado a través de internet:

  • Alborada (Barcelona): Los mejores resultados en exposiciones de España y probablemente del mundo. El gran volumen de westies, le facilita la selección.
  • New Gryffindor (Madrid): Gran selección, gran trabajo, grandes resultados. Fuente de las mejores líneas de sangre Europeas.
  • Demerino (Madrid): Cariño y confianza, con una delicada selección. Equilibrio entre carácter y belleza.
  • Villacrescan (Ávila): Gran trabajo y esfuerzo. Presente en muchas exposiciones.
  • Summerpath (Madrid): Experiencia, dedicación y cariño.
  • Saragoir (Gran Canaria): Dedicación, esfuerzo y apuesta en las exposiciones.
  • Decarana (Navarra): Cariño y dedicación.
  • De Los Duendes Zahories (Cantabria): Experiencia y dedicación hacia el mundo del westie.
  • Yocalnova (Sevilla): Buena selección de westies.
  • Nibheis (Pontevedra): Dedicación y selección.
  • Figalfresa (Asturias): Apuesta por el carácter y sociabilización de sus westies.
  • Luna de Medianoche (Extremadura): Gran trabajo, cariño y aporte al mundo del westie.
  • Pizpiretas (León): Gran experiencia en el mundo del perro y en particular en el westie. Líneas menos habituales en España.
  • Panyagua (Cádiz): Criadero familiar, con dedicación hacia sus westies.
  • New West Highland (Asturias): Afijo más joven, pero con unos westies de primera línea.

Quiero recalcar que no conozco personalmente a todos los de este listado, aunque de todos al menos tengo alguna referencia positiva. En esta lista faltan un montón de criadores de westie que seguro realizan fantásticamente bien su trabajo, aunque a muchos no les conozco personalmente (por ejemplo: Red Viking, Anthares New Blood, Queraltacan, Cacopoulos, Katatao’s, Don Vito Corleone, De Perla Chica, Bahialuna…).

Lo mejor es visitar algunos sitios Web, sentir que te transmiten y contactar con algunos de ellos. Realmente en España hay muy buenos criadores de westy. Habla con ellos, infórmate de la forma de cría, que te ofrecen, garantías… Observa el movimiento en las redes sociales. Pueden existir pequeñas críticas, pero un buen afijo posiblemente esté bien respaldado por la comunidad. Esto tampoco es determinante, ya que la relación “redes sociales vs mascotas” aún no está muy consolidada.

Hoy en día existen muchos directorios donde se listan algunos criadores de West Highland White Terrier. Estar ahí no significa nada, en muchos basta con apuntarse. Pero son sitios donde podemos conocer aglunos otros criadores. Algunos de ellos son:

No onstante, os animo a dejar algún comentario si consideráis que existe algún criador que no aparezca y que cumpla 3 características básicas:

  • Mejora contínua de la raza (selecciona sus cruces con buenos ejemplares).
  • Dedicación y cariño hacia la raza.
  • Confianza y buen trato antes, durante y después de la entrega del cachorro.

Pero como siempre digo, una vez que tengas el foco en un grupo de criadores: sigue tu instinto 🙂

Anuncios

Cachorro de westie: un precio razonable

Buscando por internet me he encontrado multitud de anuncios de westies baratos (por debajo de 400€). Muchos de ellos a precios que, increíblemente, no cubrirían ni los gastos directos de una camada. Es difícil evaluar cuál es el criterio de las personas que ponen los anuncios, para ajustar un precio. Hay que tener en cuenta que existen personas que tienen una camada con su única hembra y deciden vender a buen precio sus cachorros (en ningún caso piensan en recuperar los gastos ocasionados…).
 
Este tipo de resultados en internet me han hecho reflexionar. En realidad, cuando adquirimos cualquier “cosa” deberíamos preguntarnos el porqué del precio. No por ser más caro es mejor, pero si algo es excesivamente barato con respecto a otro del mercado, cuanto menos deberíamos preguntarnos ¿Por qué? ¿Por qué existen westies a 150€ y otros a 1.500€ o más?
Llegado a este punto me gustaría reflexionar con los que tengáis la paciencia de leerme. A lo largo de los próximos artículos me gustaría escribir sobre los siguientes puntos:

  • Los gastos directos de un cachorro de westie antes de ser entregado a sus nuevas familias (vacunas, microchip, buena alimentación, inscripción en el LOE, revisiones veterinarias, juguetes…)
  • Los gastos indirectos de la camada del westy, antes de ser entregado a sus nuevas familias (coste de la monta, material propio del parto, coste del parto ¿hay cesárea?, urgencias veterinarias, manta eléctrica…)
  • Los gastos indirectos de la mamá del cachorro (hasta que la madre tiene sus cachorros ha ocasionado unos gastos que habrá que cubrir: veterinarios, vacunas, buena alimentación, juguetes, colchonetas…).
  • Los gastos indirectos propios del criador (instalaciones para los westies, correas, luz, agua, teléfono, calefacción…).
  • El tiempo dedicado. Criar con cariño, selección y sinceridad, conlleva muchas horas, preocupaciones y horas de sueño. El carácter impartido a los cachorros también lleva sus horas de trabajo.
  • El prestigio, años de dedicación, búsqueda de la mejora de la raza, exposiciones caninas… son otros factores a tener en cuenta.

Una vez que reflexionemos sobre estos gastos ¿Cuál es el precio que le pondrías a un cachorro? O dicho de otro modo ¿Cómo es posible que haya personas que vendan los westies a ciertas cantidades? Evidentemente o no se dedican a la cría de la raza o bien están recortando mucho por algunas de estos conceptos. Por ejemplo, en el artículo

Definitivamente, aunque no queramos un “westie super campeón”, el West Highland White Terrier merece un respeto como raza (cuando digo respeto, me refiero al cariño por la raza). Por eso, intentaré daros mi punto de vista en los próximos artículos sobre algunos puntos aquí planteados.

Y es que ya he escrito un poco sobre esta materia, pero sigo viendo cosas que no dejan de sorprenderme. “Cuidado con el precio de un cachorro de westie“, es un artículo que ya introducía muchas de estas cuestiones. También el reciente artículo “No existe el westie perfecto. El precio un posible indicador“, refleja el cariño y dedicación que muchos criadores de España le dedican a esta maravillosa raza.

Peluquería del westie: Trimming y Stripping

Antes de entrar a contar el arreglo del westy hay que conocer el origen de la raza y sus características. De manera resumida, el West Highland White Terrier era un perro de caza, de campo. Un perro valiente que se metía entre zarzas, matorrales, rocas, madrigueras… Además el mismo se quitaba con los dientes o las patas las incómodas semillas silvestres que se le quedaban enredadas en el pelo. En definitiva, era el propio perro quien renovaba su pelo, siendo este arrancado de manera natural. Probablemente esto le ayudó a sacar un manto de pelo duro, fuerte y brillante. En este punto es interesante aportar que no todas las partes del cuerpo del westie estaban expuestas de la misma manera a este arrancado natural, creando diferentes densidades de pelo en su cuerpo.

Como el westie es una raza de pelo duro, cuando un pelo es demasiado lago y ya ha cumplido su misión de protección, debajo del viejo está creciendo otro pelo. Si este pelo no se quita de en medio en el momento adecuado, estará debilitando al pelo que viene detrás. El nuevo intentará empujar al viejo pelo, pero en este proceso hasta que lo consigue sacar, perderá fuerza, vigorosidad, brillo, grosor… En definitiva, con el tiempo irá saliendo un pelo más blando, pomposo y ondulado o incluso rizado.

El “Grooming”, del inglés, hace referencia a la peluquería, arreglo o acicalado en general de cada raza. Dentro del “Grooming” o acicalado del West Highland White Terrier, se encontramos palabras como el “Stripping”, el “Trimming”, “Plucking” o “Blending”; ¡¡Con lo fácil que es decir: córtale el pelo a mi westy!!

El “Stripping” es la técnica que se utiliza en el westy (entre otras razas), en la que el peluquero ayuda a sacar el pelo viejo mediante el arrancado y de esta forma renovarlo de la misma manera que lo haría en el entorno natural. Hay que entender que un Stripping bien hecho no tiene por qué doler a tu westie. No obstante las primeras veces puede ser molesto (al igual que a un cachorro no le gusta que le metan en la bañera…). Por otro lado, también hay que entender que el peluquero tiene que hacer en 2 horas lo que hace el día a día de caza. No obstante, en 2-3 sesiones lo normal es que el westie se haya acostumbrado. En el preparado para exposición, el Stripping para el westie puede ser mucho más agresivo, llegando a vaciar al perro por zonas. Se hará más pronto en las zonas donde tenga que tener más pelo y más tarde en las zonas en las que el pelo tenga que estar más corto. Mediante este arrancado, habrá que esperar entre 3 y 5 semanas desde el último Stripping para presentar al westie a la exposición (el problema es que mientras lo preparas el perro no se puede presentar).

El “Trimming” viene a ser el arreglo del westie, que incluye el arrancado del pelo viejo, evitando cortar el pelo en su mayoría. No obstante habrá zonas del cuerpo que se utilice la tijera de esculpir (como por ejemplo, para realizar el “Blending”, o transición entre zonas de diferente longitud del pelo). Se puede acabar un buen trimming recortando las puntas de alguna zona que se quiera moldear. Además, para ciertas zonas más delicadas o de mayor precisión, se puede utilizar el “Plucking” o arrancado con los dedos. Con estas técnicas, se arrancará el pelo viejo, siempre ciñéndonos al aspecto tan característico que tiene el westy. Por cortesía con nuestros westies, cada vez más domesticados, se puede utilizar la tijera de entresacar en ciertas zonas más sensibles, como por ejemplo, la zona trasera, el pecho o las axilas.

También es importante entender que debemos dejarlo en manos de expertos para no dañar la piel de nuestro westy. Hay que tener en cuenta que hay muchos factores que intervienen, como la cuchilla, la cantidad a quitar, dónde quitar, etc.

En definitiva, salvo que haya una contraindicación veterinaria, en perros saludables es recomendable hacer trimming. A tu westie le ayudarás a renovar el pelo viejo, sacando un pelo más duro, blanco y brillante. Además, un pelo de estas características se ensuciará menos, será más fácil de limpiar, olerá menos, se le enredarán menos espigas y semillas, protegerá mejor la piel y será más impermeable y traspirable.

Por supuesto, todo esto debe estar acompañado previamente de una buena alimentación.

Si no vas a mantener tu westie para exposición puedes hacerle Trimming cada mes y medio o dos meses, aunque esto dependerá de cada perro (cantidad de pelo, longitud del pelo, época del año, etc.).

Westie, westy o westi

Nos referimos al perro de la raza West Highland White Terrier. Ese es su nombre completo. Como es un nombre largo los anglosajones lo empezaron a llamar de manera cariñosa y abreviada, fonéticamente, “güesti”. La controversia comienza, como en muchas palabras, cuando empezamos a escribir un apodo que encima viene de otro idioma.

Si nos ceñimos a como lo decimos en español (“güesti” o quizás “huesti”), por fonética se acerca más a la pronunciación de “westie” o de “westy”, por tanto, podríamos entender que ambas escrituras son correctas. Si buscamos en Internet, ambos términos parecen correctos o de uso cotidiano en inglés. De esta manera me parece razonablemente correcto decir:

  • “Mi cachorro es un westy”.
  • “Estoy buscando comprar un perro westie”.

En cambio “westi” es el término canino que, aunque también se utiliza, es el más extraño en cuanto a su procedencia anglosajona y en cuanto a su pronunciación. Por lo tanto, yo descarto escribirlo de esta forma:

  • “Mi westi es demasiado activo”.

Para el plural, lo veo más claro tanto si escribimos “westie” como si escribimos “westy” el plural será “westies” y no “westys”. Doy por hecho que al haber descartado “westi”, también descarto “westis” para el plural.

  • “Los westies y sus cachorros son muy divertidos”.
  • “En mi casa tengo 2 westies”.

Realmente carece de importancia ¿Verdad? Cada uno que le llame como quiera. Al fin y al cabo se trata de disfrutar de nuestro perro de raza West Highland White Terrier. Es verdad que al haber tantas formas, cuando uno busca información, no sabe cómo escribirla y en ocasiones, se pierde información muy buena, por no acertar con el término. En definitiva, se me ocurrió escribir este artículo como un punto de partida para llegar a una denominación común. Por tanto, yo me quedo con WESTIE y WESTIES, aunque si alguien le llama WESTY no le llevaré la contraria 🙂 .